Érase una vez un arbolito de cacao llegando al jardín familiar que para esos tiempos intentaba crecer junto a hortalizas, frutales y flores. Pronto se volvió fascinación y con el paso de unos años, a la luz de su primera mazorca, ya nada volvió a ser igual. El lenguaje se transformó en cultura del cacao, chocolate artesanal, cultura ancestral, delicia gastronómica, ritualismo, festivales, libros, páginas como ésta y lo que se vaya acumulando en nuestro andar.

Este blog tiene como finalidad compartir un sueño llamado Planeta Cacao – Jardín demostrativo – compartir decires alrededor de este fruto tan antiguo como vigente, tan global como sagrado, compartir pensares sobre lo mucho que tenemos que hacer para abonar a la cultura del cacao, compartir haceres de cada día para inspirar a más personas a unirse a esta cadena de valor: unos cultivando, otros gestionando apoyos para el campo, muchos preparando chocolate, un mundo entero degustándolo.

¡Aquí vamos pues!
Foto: Mina Ibarra
Texto: Laura Aguilar